Conoce todas las propiedades del aceite de oliva virgen extra y del lampante

En esta ocasión vamos a analizar todas las propiedades tanto del aceite de oliva virgen extra como del aceite de oliva lampante, dos aceites muy característicos pero con algunas particularidades que vale la pena conocer.
Publicado por o día 05/04/2018 na sección de Alimentación

Si os gusta el aceite, es importante que conozcáis todas las propiedades de cada una de las variedades que tenemos a nuestra disposición. Por esa razón, en esta ocasión nos vamos a centrar en las propiedades del aceite de oliva virgen extra así como en las propiedades del aceite de oliva lampante, dos alternativas fantásticas que cuentan con algunas peculiaridades muy interesantes que seguramente os van a llamar la atención.

El aceite de oliva virgen extra, calidad en todos tus platos

Comenzamos con el aceite de oliva virgen extra, y es que no hay duda alguna de que se trata de un producto de gran calidad que tiene unas propiedades sorprendentes gracias a las cuales podemos crear combinaciones asombrosas, dar el toque perfecto a todos nuestros platos, y por supuesto disfrutar de todos los beneficios que aporta a nuestra salud.

Una de las particularidades del aceite de oliva virgen extra es el hecho de que tienen un alto nivel en ácidos grasos monoinsaturados, es decir, nos va a ayudar a regular los niveles de colesterol en nuestra sangre, consiguiendo acabar con el colesterol malo y beneficiar al colesterol bueno. Esto evidentemente se traduce en una mejor salud cardiovascular, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo la posibilidad de que aparezcan otras enfermedades.

También tenemos que destacar el alto contenido en vitamina E, y es que con tan sólo dos cucharadas tendremos la cantidad que necesitamos para todo el día. Por otra parte el aceite de oliva virgen extra también contiene una gran cantidad de antioxidantes que nos ayudan a prevenir el envejecimiento tanto de la piel como del resto de órganos de nuestro cuerpo, además de que también es un nutriente esencial gracias al cual vamos a disminuir las posibilidades de contraer enfermedades como el cáncer.

Sin duda alguna se trata de un producto muy beneficioso para nuestro aparato digestivo, ayudando en la absorción del calcio y aportando los nutrientes que permiten garantizar que todo el sistema digestivo se regular adecuadamente con lo que nuestra salud mejora desde el primer momento.

El aceite de oliva lampante ahora también apto para el consumo

Y también tenemos esta otra variedad de aceite de oliva que posiblemente no hayáis oído hablar tan frecuentemente de él, aunque lo más probable es que incluso en alguna ocasión lo hayáis llegado a utilizar.

Es importante tener en cuenta que el aceite de oliva lampante recibe este nombre precisamente porque era el tipo de aceite que se utilizaba para poder encender las populares lámparas de aceite, es decir, se trata de un producto que hasta no hace tanto como podamos imaginar se utilizaba con mucha frecuencia. Sin embargo, con el paso del tiempo y la aparición de sistemas de alumbrado adicionales, poco a poco fue quedando relegado hasta el punto en que, al no ser apto para el consumo humano, acabó en el olvido.

Sin embargo, lo cierto es que en la actualidad se puede consumir este producto que generalmente y sin refinar puede llegar a alcanzar hasta más de 2° de acidez, de manera que es preciso refinarlo y de esta forma convertirlo en una interesante alternativa.

En cualquier caso es importante que tengamos en cuenta que a día de hoy tenemos la posibilidad de disfrutar de un amplio abanico de variedades diferentes de aceite de oliva de gran calidad, de manera que es esencial que aprendamos a buscar y optar por aquellos que nos ofrecen una mejor calidad y se adaptan a nuestros platos, sin olvidar que hay otros tipos de aceite como el aceite de oliva Lampante que en su día eran muy utilizados cuando en la actualidad al final han ido perdiendo representatividad hasta que muchos llegan incluso a desconocerlo.