Encuesta de OCU sobre la fiabilidad de los electrodomésticos

La marca Miele sobresale como la más duradera en todas las categorías analizadas y en lavadoras, secadoras y lavavajillas lo hace con mucha diferencia del resto
Publicado por o día 08/01/2020 na sección de OCU,Social

Encuesta de OCU sobre la fiabilidad de los electrodomésticos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha realizado una encuesta que recoge la experiencia de más de 90.000   consumidores europeos (entre los que había 15.216 españoles) sobre la duración y fiabilidad de los principales electrodomésticos. Miele se confirma como la marca más duradera, y Siemens, Beko y Sharp se sitúan entre las marcas más fiables de lavadoras, secadoras, lavavajillas y frigoríficos respectivamente. Los resultados de este estudio se publican en la revista OCU-Compra Maestra del mes de enero.

Para la elaboración de esta encuesta OCU ha tenido en cuenta la experiencia de más de 90.000 consumidores de Bélgica, Francia, Italia, Portugal y España, que han respondido a un cuestionario para evaluar la duración y fiabilidad de sus principales electrodomésticos (frigoríficos, lavadoras, lavavajillas y secadoras). Se les preguntó por la duración del último aparato que tuvieron antes del actual y por otra por las  averías que han sufrido en los últimos años, por la importancia de las mismas y finalmente su nivel de satisfacción general con el electrodoméstico. Todos estos datos permiten elaborar un índice de fiabilidad por marca que resulta muy útil a la hora de elegir un electrodoméstico.

En cuanto a la duración del electrodoméstico, Miele es la marca que sobresale en todas las categorías. En lavadoras, secadoras y lavavajillas lo hace con mucha diferencia sobre el resto. Le siguen como marcas que más duran, Siemens y AEG en lavadoras y secadoras, Zanussi, Siemens y Neff en lavavajillas. En frigoríficos además de Miele destacan en cuanto a duración Edesa, Ignis, Zanussi, Bosch y Electrolux.

Respecto de la fiabilidad, los resultados varían en función del electrodoméstico en cuestión. OCU ha construido en base a la experiencia de los usuarios un índice de fiabilidad que tiene en cuenta, entre otros factores, la frecuencia de las averías y la importancia de estas. En general las marcas más duraderas son también las más fiables. En el caso de las lavadoras, las más fiables son las de Siemens y Miele. En las secadoras son Miele, Beko y Siemens las más fiables. Para los lavavajillas, Beko, Neff y Miele tienen el índice de fiabilidad más alto y en el caso de los frigoríficos son Sharp y Neff las marcas que resultan más fiables.

En la encuesta, además de por la frecuencia de las averías y de su importancia, OCU ha preguntado a los consumidores cual fue el motivo por el que cambiaron su anterior aparato. En el caso de las lavadoras, el 38% de los consumidores señalan que lo cara que resulta la reparación, por el contrario, solo el 6% de los consumidores señala que se vio obligado a cambiar de aparato porque el que tenía se rompió por completo. En lavavajillas uno de cada tres consumidores señalaban una reparación cara como motivo del cambio. En las secadoras y los frigoríficos el principal motivo fue que el aparato no funcionaba del todo bien.

En el estudio también se ha preguntado por el tipo de avería más frecuente en cada categoría. En las lavadoras, la puerta y el sistema de cerrado son las averías más frecuentes. En las secadoras, son las averías que afectan al sistema de secado las que ocurren de forma más habitual.  En los lavavajillas es la bomba de circulación o evacuación lo que más se estropea y en los frigoríficos es el sistema No Frost.

Para OCU de la encuesta se deduce que fiabilidad y satisfacción van generalmente unidas, aunque hay excepciones en que los electrodomésticos más fiables no siempre resultan los más satisfactorios. También hay excepciones entre las marcas más vendidas y conocidas que no siempre resultan las más fiables. El estudio también pone de manifiesto que unas marcas duran mucho más que otras. Hay por ejemplo lavadoras y lavavajillas que doblan la vida útil de las que obtienen peores resultados, una información a tener en cuenta a la hora de elegir un electrodoméstico. Por ello OCU incorpora estos resultados a sus análisis comparativos como un elemento más, junto al precio y la calidad, a la hora de elegir el electrodoméstico más adecuado.

Por último la encuesta de OCU pone en evidencia que la dificultad de la reparación, unida a la falta de piezas de repuesto, resulta en la mayoría de las ocasiones el motivo fundamental para que los consumidores decidan cambiar de electrodoméstico. Se trata de una de las casusas fundamentales de la obsolescencia prematura. Para combatir este fenómeno, OCU ha puesto en marcha la campaña #largavidaaloquecompro en la que pide la colaboración de los ciudadanos para exigir una legislación específica contra la obsolescencia que recoja entre otras medidas que:

  • el producto sea diseñado de forma que no haya piezas de calidad deficientes que se deterioren prematuramente, que sean demasiado frágiles para el uso normal del dispositivo o que tenga un ensamblado con materiales que impidan su apertura para reparación.
  • reparar el producto o sustituir los consumibles o baterías sea posible y tenga un coste notablemente inferior al de comprar un producto nuevo.
  • la garantía del producto (incluido el software y su actualización) sea superior a los dos años obligatorios que actualmente hay en España y que sea real (ahora mismo solo se atribuye a problemas del producto durante los primeros 6 meses).
  • los fabricantes informen claramente de la vida media prevista del producto, las posibilidades de reparación, el tiempo de soporte previsto para la actualización de software si lo hubiera o cómo se debe proceder para el correcto reciclaje.

Comentar noticia

Your email address will not be published.