Hablemos de sofás

Por o 16/07/2019 | Sección: Hogar
Hablemos de sofás
Compartir en:

Uno de los lugares del hogar donde más tiempo se pasa sentados en familia es el sofá principal de la sala de estar y elegirlo puede ser una de las decisiones más importantes al comprar una vivienda o al renovar un viejo sofá. Todos queremos disfrutar en casa del sofá más cómodo del mundo, pero lo cierto es que no pocas veces nos equivocamos con la compra.

Esto puede deberse a que nos dejamos llevar por el diseño y la apariencia y no por el material o porque no calculamos bien el tamaño. Sea cual sea el caso no resulta sencillo identificar sofás cómodos si no se tienen demasiados conocimientos sobre el tema. Existen algunas claves, tal y como se afirma en Aquaclean, para escoger el sofá más cómodo y puede ser muy interesante tenerlas en cuenta.

¿Qué tipos de sofás son los más habituales?

El concepto de mejor sofá puede ser distinto en función de las necesidades que se tengan en cada familia, pero de forma general los sofás más habituales en los hogares y los más recomendables son los siguientes:

Sofá ergonómico

Los sofás ergonómicos son considerados los más cómodos del mercado y existe una gran variedad de formatos y diseños aptos para cualquier tipo de hogar y espacio. Es posible elegir sofás ergonómicos con diferentes texturas y colores, pero también con respaldos reclinables o con la posibilidad de mover los asientos hacia afuera. Sea cual sea el sofá ergonómico elegido hay que asegurarse de que su estructura sea fuerte y resistente, ya que de lo contrario puede deteriorarse con un uso intensivo.

Sofá chaise longue

Los sofás chaise longue han ido ganando protagonismo en el mercado como uno de los mejores sofás, especialmente para viviendas pequeñas donde hay que jugar con el espacio para aprovecharlo al máximo. Es el sofá ideal para compartir, así que son muchas las familias que ven juntas la televisión o que pasan un rato en familia en el salón de manera habitual que optan por este tipo de sofás.

Sofá cama

El sofá cama es el más recomendable para familias que suelen tener algún visitante extra (amigos, familiares…) o que disfrutan de su salón al máximo. En el sofá cama es fácil atrincherarse y disfrutar relajadamente sin necesidad de volver a la cama. Tan solo hay que desplegarlo y disfrutar del confort que este tipo de sofás proporcionan en la actualidad, ya que tienen una calidad muy superior a la de años atrás. Existen cada vez más tejidos y más tamaños diferentes de sofás cama en el mercado, así que cada familia encontrará el ejemplar que mejor le conviene.

Encontrar el sofá ideal que responda de manera solvente a las necesidades familiares es algo totalmente posible a día de hoy, pero lo cierto es que hay que elegir teniendo en cuenta los diferentes aspectos y cualidades que pueden aportar para garantizar que el sofá dure a largo plazo y soporte el uso que se está dispuesto a dar.

Comentar noticia

Your email address will not be published.