La Xunta invertirá casi medio millón de euros en la mejora de los recursos fitogenéticos para garantizar la sostenibilidad, diferenciación y calidad de las producciones agrarias gallegas

Tras el acuerdo suscrito con el mismo fin en 2017, se renueva la colaboración hasta 2024 para hacer mayor énfasis en la transferencia de nuevos conocimientos al sector primario
Publicado por o día 13/07/2022 na sección de Galicia,Agricultura e Gandería,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta invertirá casi medio millón de euros en la mejora de los recursos fitogenéticos para garantizar la sostenibilidad, diferenciación y calidad de las producciones agrarias gallegas

El conselleiro del Medio Rural, José González, acompañado del director de la Axencia Galega de la Calidade Alimentaria, José Luis Cabarcos, firmó hoy un convenio de colaboración con el presidente de la Fundación Juana de Vega, Enrique Sáez, para el desarrollo del proyecto de caracterización, recuperación, conservación y transferencia de la biodiversidad genética vegetal de interés agrario de Galicia. En concreto, la Xunta invertirá un total de 450.000 euros hasta el año 2024 para apostar por la conservación y mejora de los recursos fitogenéticos existentes en el Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo, en el Centro de Investigación Forestal de Lourizán y en la Estación Experimental de Viticultura y Enología de Galicia. Por su parte, la Fundación aportará una partida de 195.000 euros, para conseguir un total de 645.000 euros de inversión.

El objetivo de este acuerdo es lo de hacer mayor énfasis en la transferencia de los nuevos conocimientos al sector primario para garantizar el futuro y la sostenibilidad agraria. Además, la colaboración entre el Gobierno gallego y esta entidad pretende lograr una mayor diferenciación y calidad de las producciones gallegas, que mejore su estatus comercial dentro y fuera de nuestra comunidad.

Funciones y labores recogidos

El acuerdo, que se enmarca en el Convenio Marco de colaboración para el desarrollo de actividades conjuntas de investigación, innovación y transferencia de conocimientos en materia agroalimentaria y forestal firmado por las dos partes en julio del año pasado, viene a suceder a otro suscrito con el mismo fin en 2017, cuyo objeto principal fue el desarrollo de las actividades necesarias para la conservación, caracterización, transferencia de material de base e inscripción en los registros de castas comerciales -incluidas las DOLOR (variedades con descripción oficialmente reconocida)- y de conservación de las variedades vegetales de interés agrario. En este caso, se incluyeron variedades de huerta (pimientos, tomate, lechuga, cebolla, guisante y reponerlo), frutales (castaño para fruto), castas de cereales de invierno (trigo), maíz, castas de forrajeras pratenses y de vid.

Con el nuevo convenio, se apostará ahora por la conservación de castas tradicionales de especies agrícolas pratenses y de maíz existentes en el Banco de Xermoplasma de Recursos Fitogenéticos de Galicia y por la caracterización y genotipado de material agronómico de reproducción, para proceder luego a la solicitud de su registro como castas comerciales o de conservación. También se trabajará en la conservación de castas tradicionales y en la caracterización y genotipado de material forestal de reproducción, que se proporciona a los viveros, así como en la selección y genotipado de nuevas accesións de castas tradicionales en zonas mostradas, para su inclusión en el Banco de Xermoplasma. Asimismo, se abogará por la transferencia de material precintado de las castas inscritas y material forestal de reproducción a viveros gallegos productores incluidos en el Registro Nacional de Semillas y Plantas de Viveiro.

En el caso del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo, con las tareas de conservación, caracterización y mejora genética se buscará incidir en el aumento de las producciones, en la rentabilidad de los cultivos, en la resistencia a las plagas o en la adaptación a las secas, claves para conseguir la reintrodución en el comprado de las castas autóctonas que cuentan con una calidad diferenciada.

En relación a la Estación de Viticultura y Enología de Galicia, se harán estudios de las variedades Albilla del Avia, Xafardán y Zamarrica, se procederá al registro de las variedades Carabuñeira (Carabuñenta, Touriga Nacional) y Tinta Amarilla y se trabajará para la selección principal de las variedades Merenzao y Blanco legítimo Albarín Blanco (Blanco legítimo), que permitirá escoger y registrar los clones de mejor calidad. En esa línea, se incidirá en el control sanitario y varietal del material, con estudios de análisis de viroses y de caracterización.

En el que respeta al Centro de Investigación Forestal de Lourizán, se abogará por la caracterización, conservación, inscripción en los registros de castas comerciales -incluidas las DOR (variedades con descripción oficialmente reconocida)- o conservación de variedades de castaño y el fomento de su transferencia al sector a través de viveros multiplicadores. También por la caracterización de la población de mejora de pino del país mediante el estudio del ADN para la selección de distintos xenotipos de pino resistentes frente a plagas y enfermedades.

Cuanto a las funciones de la Fundación Juana de Vega, se encargará de colaborar en las acciones para la transferencia del material vegetal producido en los centros dependientes de la Axencia Galega de la Calidade Alimentaria a viveros productores de castas tradicionales, así como en las actividades de divulgación y promoción de las actividades objeto del convenio y en relación con todas las variedades vegetales conservadas, incluidas las @hortícola.

Comentar noticia

Your email address will not be published.