New York recibe de nuevo al pintor de Vigo Franck Sastre en Agora Gallery

El color y la sensación son casi ilimitados en los trabajos de Franck Sastre.
Publicado por o día 23/03/2018 na sección de Cultura,Galicia,Vigo

New York recibe de nuevo al pintor de Vigo Franck Sastre en Agora Gallery

A primera vista, los espectadores quedan atónitos ante las variaciones tanto en la línea como en la textura que dominan sus composiciones dinámicas. Poderosas, figuras femeninas de la sociedad moderna comprenden la mayoría de los sujetos de Sastre. Utilizando una variedad de medios, incluyendo tinta negra, lápiz, collage y acuarela tanto en tablero de madera como en lienzo, Sastre convierte a las mujeres llamadas ‘Azalee’, ‘Iana’ y ‘Makeda’ con libertad en color y diseño que promueven la vivacidad emocional sobre expresión naturalista. Las alternancias en las líneas gruesas y finas se combinan con formas geométricas que recuerdan perfectamente las obras de Dali, Basquiat y Kandinsky.

Inspiradas en el arte de la residencia actual de Sastre en España, los colores primarios como el rojo, el negro y el amarillo a menudo rigen la paleta de sus composiciones. A lo largo de su obra, Sastre imbuye a sus súbditos con pose y mirada que ordena la agencia del espectador. Sus figuras son a la vez fortalecidas, intrépidas y elegantes. El artista explica: “En mis pinturas, veo a la gente de mi sociedad en sus diferentes formas y colores, y espero que mis televidentes sientan la misma admiración por esta cultura que yo”.

Fechas de la exposición: 13 de marzo – 3 de abril de 2018

Horario de la galería: martes a sábado de 11:00 a.m. a 6:00 p.m.

Ubicación de la galería: 530 West 25th Street, Nueva York, NY

Artistas destacados:

Ellen Cuylaerts | Elena Gastón Nicolás | Daniel Loveridge | Zie Otto | Michael Victor ▪ MVR | Franck Sastre

Sobre la exposición

Encuentros: naturaleza y cultura

Encuentros: Naturaleza y Cultura presentan a seis artistas cuyos trabajos destacan la presencia subyacente de la subjetividad en toda comprensión objetiva. Comenzando con la representación de figuras realistas, ya sean pintadas o fotografiadas, cada obra nos muestra cómo la mano del artista se desvía ineluctablemente de las descripciones puramente fácticas, delineando un mundo de verdad imaginada.