JUPOL, CEP y ASP solicitan formalmente el cese de Luis Hombreiro como Jefe de la Policía Nacional de Vilagarcía ante la insostenible situación de la comisaría

“Los efectivos uniformados de atención al ciudadano de la policía nacional, más conocidos como radiopatrullas,  son la pieza fundamental sobre la que trabaja la Policía Nacional”
Publicado por o día 30/06/2022 na sección de Vilagarcia

JUPOL, CEP y ASP solicitan formalmente el cese de Luis Hombreiro como Jefe de la Policía Nacional de Vilagarcía ante la insostenible situación de la comisaría

Justica Policial –JUPOL-, Confederación Española de Policía –CEP– y Alternativa Sindical de Policía –ASP-, sindicatos de la Policía Nacional de referencia en Galicia por su carácter reivindicativo y por ser los mayoritarios en muchas de las dependencias policiales de la comunidad gallega solicitan formalmente el cese del jefe policial de la comisaría de la Policía Nacional de Vilagarcía, Luis Hombreiro, ante la situación insostenible y la comisaría de esta ciudad y lo que consideran una gestión nefasta de la misma.

Los efectivos uniformados de atención al ciudadano de la policía nacional, más conocidos como radiopatrullas,  son la pieza fundamental sobre la que trabaja la Policía Nacional, no sólo son su imagen, si no que la labor que realizan tanto en la prevención de delitos como en su represión son fundamentales para mantener a raya la delincuencia de una localidad, y la mala gestión de estos en Vilagarcía ha puesto en jaque tanto a sus componentes como la labor encomiable y fundamental que desempeñan.

ASP, JUPOL y CEP representan a nueve de cada diez de estos agentes de atención al ciudadano en la localidad de Vilagarcía de Arousa, una plantilla experimentada, profesional y que hasta la llegada del jefe policial actual había mantenido a raya a la delincuencia de la ciudad de mano de las anteriores jefaturas, como destacó en la toma de posesión del actual Jefe policial la Subdelegada del Gobierno, Maica Larriba, poniendo en valor la bajada de los robos en veinte por ciento, unas cifras que fueron fruto del gran trabajo de prevención realizado por los agentes de radiopatrullas que hoy día se consideran perjudicados por la mala gestión del Sr. Luis Hombreiro.

Las organizaciones sindicales remarcan la falta de comunicación del Sr. Luis Hombreiro, el cual, desde su toma de posesión sólo se ha reunido una vez con éstos, y fue para comunicar la decisión del cierre de la Oficina de Denuncia y Atención al Ciudadanos de Vilagarcía por las noches, una decisión unilateral que nunca contó con la aprobación ni respaldo sindical y fue denunciada pública y administrativamente como una aberración.

Esta fue una de tantas decisiones autócratas tomadas totalmente por parte de la jefatura,  la que de igual manera, con todos los cambios efectuados hasta el momento, ha perjudicado notablemente a los efectivos de Seguridad Ciudadana que mantenía y velaba por la seguridad en las calles de la ciudad, si bien, nunca más se ha querido reunir con las organizaciones sindicales pese a los numerosos cambios efectuados, dando a entender que nada quiere saber de ellos y de sus representados.

La postura de estos tres sindicatos, CEP, ASP y JUPOL, no es fruto del capricho, viene abalada por unas cifras del Ministerio del Interior que señalan que desde la llegada del jefe policial actual de la comisaría de Vilagarcía la delincuencia en vez de bajar como señaló la Subdelegada del Gobierno como la tendencia anterior, no ha dejado de crecer en sobremanera, lo que consideramos que es sólo fruto de su mala gestión y de una redistribución de la plantilla sin lógica alguna que ha perjudicado a la misma y a los ciudadanos a los que se deben, de ahí que con sentido de responsabilidad soliciten el cese inmediato de la jefatura actual de estas dependencias policiales, habiendo cursado ya escritos al respecto al Consejo de la Policía, al Director Adjunto Operativo (Jefe máximo de carácter policial dentro de la institución policial), al Jefe Superior de Galicia y al Jefe Provincial.

Y es que en el primer trimestre de 2022 la criminalidad ha aumentado en Vilagarcía un 42,5% respecto al mismo periodo del año pasado. Ese incremento es significativamente superior al experimentado en el conjunto de la provincia de Pontevedra (9,2 por encima) y al de la Comunidad Autónoma de Galicia (10 puntos). Pero si la comparativa se realiza a nivel nacional, este municipio supera en 14,6 puntos al incremento registrado en toda España.

En definitiva, el número de infracciones penales registradas en Vilagarcía de Arousa en el periodo comprendido entre enero y marzo de 2022 ha supuesto un deterioro considerable de la seguridad ciudadana, con un aumento de delitos muy por encima del experimentado en su provincia, en su CCAA y en toda España.

Por tipologías delictivas, los incrementos más preocupantes por la alarma social que generan y su impacto en la sensación subjetiva de seguridad que perciben los ciudadanos se producen en los delitos contra la libertad e indemnidad sexual (+100%), en los hurtos (+70,9%) y en los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones (+45,5%).

En términos absolutos, en el primer trimestre de 2022 se registraron 516 infracciones penales frente a las 362 del mismo periodo de 2021. Además, esa cifra es la más elevada de todas las registradas en esa horquilla temporal en los últimos siete años.

Por otra parte, y centrando el análisis de la criminalidad de este municipio en ese periodo histórico (2016-2022), se han producido las siguientes tendencias:

2021 finalizó como el peor año de todos en cuanto a criminalidad, con 1.737 infracciones penales. Esa es la mayor cifra registrada en los siete años. Es tan llamativamente elevada que ese aumento ni siquiera se corresponde con el regreso a parámetros delictivos prepandémicos -recordemos que la criminalidad se desplomó en 2020 por el estado de alarma y el confinamiento- ya que ese dato supera a los de todos los años previos a la existencia de la Covid-19 (periodo 2016-2019).

Por otra parte, la cifra total anual de infracciones penales (exceptuando 2020 por los motivos de salud pública ya citados) nunca ha estado tan alta como ahora. A las 1.679 de 2019 (que ya era una cifra inédita, por mala) le ha superado ampliamente las 1.737 de 2021 (nuevo récord) y un resultado en el primer trimestre de 2022 que es el peor en muchos años.

Hay que recordar que el actual jefe de la Comisaría Local fue nombrado por la DGP en agosto de 2021, por lo que sería achacable a su periodo de gestión tanto la cifra final de ese año como la que se está produciendo ya en 2022.

Los 516 delitos contabilizados en el primer trimestre de 2022 representan el 29,7% del total de las registradas en todo 2021. Eso significa que, de seguir la tendencia, este año se cerrará con cifras similares o superiores a las del año pasado, volviendo a ser un récord negativo en cuanto al deterioro de la seguridad ciudadana en el municipio.

Tanto en 2021 como en el primer trimestre de 2022 la criminalidad de Vilagarcía de Arousa ha experimentado deterioros de una entidad significativamente mayor que la que se ha producido en la provincia, en la CCAA y en el ámbito España.

En contraposición de lo que afirmaba Joseph Fouché: “Para ser un buen investigador criminal hay que ser en potencia un buen criminal”, para ser un buen gestor no hay que actuar como un elefante en una cacharrería; si no que hay que analizar y hacer autocrítica, y más cuando se dispone de una plantilla policial ejemplar y experimentada en seguridad ciudadana, y gracias a la cual todos estos años anteriores han mantenido a la delincuencia a raya.

Comentar noticia

Your email address will not be published.