Alimentos fáciles de preparar ahora que llega el verano

El calor ya llega y es el momento de pensar en plato ricos, sanos y ligeros para combatir las altas temperaturas.
Por o 30/05/2018 | Sección: Alimentación
Compartir en:

Cuando llega el buen tiempo lo que menos nos apetece es preparar platos demasiado elaborados y pesados para la digestión. Aunque para conseguir una buena digestión, en caso de tener dificultades, hay buenos ingredientes que permiten evitar las digestiones demasiado pesadas. Esto es lo que hace el vinagre de manzana y sus propiedades.

Este ingrediente nos recuerda que, cuando llegan los calores y las altas temperaturas, no hay nada mejor que unas buenas ensaladas y otros platos fáciles de cocinar y ligeros a la hora de comer. Son platos rápidos para esos días en los que no te apetece cocinar pero necesitas algo rico y sabroso para acabar con el hambre.

Ensaladas, el plato del verano

Si hay una comida que se convierte en la protagonista del verano esa es la ensalada. Es un plato ligero y sencillo de preparar, además, cualquier ingrediente que uses quedará bien. Es muy fácil utilizar los garbanzos que se han usado en el cocido para preparar una buena ensalada. ¿No lo has pensado nunca? Es una receta de aprovechamiento.

Lo importante para que quede bien es tener en cuenta el tiempo de remojo de los garbanzos para que éstos estén blanditos a la hora de cocinarlos. Al día siguiente, aquellos que hayan sobrado, se pueden usar para crear una maravillosa ensalada. Después puedes aliñarla y, como se explicaba antes, el delicioso vinagre de manzana y sus propiedades que ayudan a la digestión es un buen ingrediente para ese rico aliño.

El tiempo en remojo de los garbanzos, para que queden bien, es de unas 12 horas. Se pueden dejar la noche anterior a cocinarlos para que estén en su punto cuando se pongan en la olla. Es un plato sencillo de preparar y más ahora con la ayuda de las ollas rápidas. Tendrás el menú ideal para dos días distintos, uno comes caliente y el otro frío.

Unas empanadillas deliciosas y ligeras

Las empanadillas no son, precisamente, un plato que se considere como sano y ligero pero esto puede depender de la forma en que se cocinen.

Al igual que pasa con las ensaladas, las empanadillas, pueden hacerse de muchas maneras diferentes como por ejemplo empanadillas de jamón y queso. Para que sea un plato más sano en lugar de freírlas en aceite es mejor cocinarlas en el horno. Una vez que están montadas las empanadillas de jamón y queso se pueden meter en horno a 180 grados durante unos minutos. Cuando veas que las obleas ya están doradas se pueden sacar. Lo mejor de la masa de las empanadillas es que es fácil y rápido de cocinar.

Los ingredientes principales de las empanadillas de jamón y queso se pueden adquirir en modo light, es decir, jamón cocido y queso bajo en grasa por lo que estas deliciosas empanadillas no te pesarán nada después de comerlas.

Comer bien en verano

Cuando llega el calor parece que apetece más beber agua que comer, por eso, es necesario alimentarse correctamente para poder mantener la energía. Alimentos como las legumbres son necesarios para la salud. Lo único que hay que tener cuidado en su caso es, por ejemplo, cuidar el tiempo de remojo de los garbanzos y otras legumbres para poder cocinarlas después.

Las ensaladas son tanto para un primer plato como para acompañar cualquier receta que se te pase por la imaginación. Ya hemos visto como el vinagre de manzana y sus propiedades lo convierten en un ingrediente ideal para aliñarlas y darles un toque más que sabroso a la vez que saludable.

Y las empanadillas de jamón y queso pueden ser tanto un segundo plato tras una deliciosa ensalada, una tapa o ideal para tomar por la noche. Todas estas recetas son sencillas de preparar y sanas por lo que el menú para un día de calor ya está servido.