Contratar o no un seguro para tu hogar

Publicado por o día 24/12/2020 na sección de Economía

seguros de hogarLa vivienda es un bien preciado que reporta a sus dueños una sensación de tranquilidad y resguardo. Pero existen situaciones que pueden poner en riesgo la propiedad inmobiliaria y lo que existe dentro de ella. Por eso, adquirir una póliza aseguradora de hogar es una opción. ¿Qué situaciones están cubiertas por estos seguros y cuáles no?

Seguros de hogar: ¿obligatoriedad o conveniencia?

El seguro de hogar no es un requisito obligatorio en España, pero resulta conveniente si está bajo una hipoteca. También es importante para contratos de alquiler, con el fin de prever cualquier imprevisto y que los gastos de reparación estén cubiertos. Ahora bien, ¿en qué circunstancias te resultará útil una póliza de seguro para tu hogar?

Si quieres aprovechar al máximo un contrato de seguros para tu vivienda, es necesario que conozcas qué cosas cubre. De esta manera, cuando surjan imprevistos, puedes evitar gastos que puedan ser asumidos por la aseguradora.

Es posible que al pensar en un seguro para tu casa pienses en el resguardo de tus bienes cuando estás fuera de casa. O quizás pienses en la indemnización que pueden darte frente a desastres naturales o accidentes. Pero hay otras cosas que cubre, que hacen conveniente contratar una póliza completa.

El seguro puede brindarte cobertura sobre actividades tan sencillas de bricolaje como el cambio de griferías dañadas y montaje de algunos muebles del hogar. Hasta algo tan peligroso como los delitos digitales que puedes sufrir en internet, tú o tus hijos. Solo es cuestión de examinar con detenimiento cuáles son las especificaciones que te ofrece la aseguradora.

La falla en los electrodomésticos de tu hogar puede ocasionar efectos indeseados en tu vida, algunos de los cuales cubren este tipo de seguros. Incluso algunas empresas cubren los gastos por los daños que puedan sufrir tus mascotas de compañía, que habitan en el hogar.

No todo está cubierto con un seguro para el hogar

Conocer qué cosas están cubiertas te permite vivir con tranquilidad, pero es importante que sepas lo que no está cubierto. Esto dependerá de cada aseguradora, por cuanto los límites de la cobertura deberán ser aclarados por la empresa que contrates.

Cualquier aseguradora querrá ahorrarse el dinero en indemnizaciones, por cuanto buscarán cualquier escollo en el caso para exonerarse de la responsabilidad. Por ejemplo, la falta de mantenimiento en tu hogar puede ser causa de fallas o averías en tuberías u otro aspecto. En tales casos, es posible que la aseguradora no cubra los gastos de reparación.

Ahora bien, todas estas especificaciones estarán redactadas en el contrato, así que antes de firmar un acuerdo, revísalas con atención. Asegúrate de que conoces los límites de la cobertura, de tal manera que puedas asumir los gastos cuando correspondan, y esperar la indemnización de la empresa cuando el accidente lo amerite.

Contratar un seguro para tu casa no es una obligación, pero resulta conveniente en algunos casos. Por supuesto, antes de firmar ese contrato es importante que examines el documento para conocer lo que cubre y lo que no, para evitar gastos y preocupaciones innecesarios.

Comentar noticia

Your email address will not be published.