La forma más efectiva para limpiar el motor de un coche

Publicado por o día 12/04/2016 na sección de Motor

La forma más efectiva para limpiar el motor de un coche

En el motor del coche podemos encontrar algunos elementos muy grasientos que ayudan al funcionamiento correcto del mismo. Para evitar la fricción entre las piezas (y que esto haga que el mecanismo interno se pueda estropear) se utiliza una grasa especial. Sin embargo, en esa propia grasa se pueden acumular toda una serie de elementos que, a la larga, puede llegar a pasar factura a nuestro vehículo.

Imagina que, por ejemplo, necesitamos comprar una determinada pieza en un desguace ya que la marca no la fabrica. El problema de esto es que la pieza tendrá una cierta cantidad de grasa y que, para evitar problemas, será de vital importancia limpiarla de forma correcta.


Pero la grasa no sale fácilmente…

Aunque existen muchos productos en el mercado especializados en la limpieza de motores, a la hora de la verdad, sus resultados dejan mucho que desear.

Por ejemplo, existen algunas piezas que tienen una configuración especial en dónde hay ciertos lugares en los cuales ni tan siquiera podemos llegar a acceder de una forma sencilla. Aunque si que es verdad que siempre podemos usar un cepillo, vamos a invertir mucho tiempo y no vamos a conseguir un resultado que podamos llegar a considerar como óptimo.

Es aquí cuando entra en juego lo que se conoce como una máquina de ultrasonidos.

¿En qué consiste?

Básicamente es una máquina que está conectada con una cubeta; esa última se llena con un líquido especial (aunque puede ser agua, se recomienda utilizar algún tipo de detergente para que pueda llegar a disolver la grasa).

Una vez que se haya llenado, se introduce en ella la pieza y se activa la maquinaria.

Se llama ultrasonidos precisamente porque es capaz de hacer vibrar la cámara a unas vibraciones determinadas. Es importante analizar que no sean tan elevadas como para causar problemas a la estructura de la pieza, ni tan reducidas como para no poder conseguir un resultado de limpieza adecuada.

El proceso de vibración conseguirá despegar la grasa y luego esta finalmente se disolverá en el líquido.

Lo mejor de todo es que, por muy incrustada que pueda llegar a estar la grasa, cómo el líquido puede acceder a cualquier parte, se la cargará antes de que nos demos cuenta.

Por esta razón se considera una técnica adecuada para la limpieza de motores.