La manera más eficiente para limpiar vuestra piscina

Por o 23/04/2018 | Sección: Hogar
La manera más eficiente para limpiar vuestra piscina

Las piscinas son un lugar clave que nos ayuda a refrescarnos en el momento en el que empiezan a subir las temperaturas. Las piscinas actuales cuentan con sistema de agua climatizada, disponible las 24 horas del día; esto hace que se incremente al máximo su tiempo de vida útil durante el agua.

Sin embargo, una piscina requiere de un determinado mantenimiento: no se van a cuidar por sí mismas. Habrá que gestionar algunos procesos para conseguir que el agua dure en buenas condiciones el máximo tiempo posible.

Los métodos de mantenimiento se dividen en dos grandes grupos: métodos manuales y automáticos.

Los limpiadores automáticos son la solución perfecta para aquellas personas que no tienen demasiado tiempo cómo para limpiar su piscina. Muchas piscinas actuales ya tienen algún sistema de filtrado automático que se encarga de limpiar hojas y diferentes tipos de suciedades que se acumulan en el agua.

Un buen ejemplo de estos limpiadores automáticos es el robot limpiafondos para piscina; un cómodo aparato que ha sido diseñado para cubrir el fondo sin dejar ninguna zona sin tratar.

La gran ventaja de estos sistemas es que aumentan la eficacia de aquellos productos que se utilizan para tratar el agua, ya que en todo momento estará en movimiento. Esto nos ayuda a evitar el clásico problema de las zonas de agua muertas que no se pueden eliminar con sistemas clásicos cómo Skimmers o sumideros. No sólo nos ayuda a limpiar la piscina, si no que reduce el tiempo que necesitaríamos para ello.

También hay que considerar que la limpieza de una piscina no sólo puede consistir en un sistema automático que filtre de forma automática las hojas o diferentes toxinas que pueda haber, si no que tendrá que someterse a un tratamiento químico para que el agua sea saludable para el usuario. Si el fondo de la piscina está limpio, con un filtrado adecuado, conseguir un buen tratamiento del agua no debería de costarnos mucho.

Un error muy habitual es pensar que la piscina no requiere de mantenimiento en invierno porque el agua a pocos grados se conserva muy bien. Si no seguimos un programa de limpieza de piscinas cuando acaben las altas temperaturas, la suciedad y las toxinas se empezarán a acumular, llegando a un punto en el que no nos quedará otra que descartar el agua.

También hay que tener en cuenta algunos factores del exterior que pueden influir en el mantenimiento:

  • Temperatura: Si la temperatura está entre los 20-25ºC, más trabajará el agua de la piscina y más sufrirá el pH. Además, también se producirán más alga y más rápidamente se degradarán los productos químicos que se hayan aplicado.
  • Lluvia: La lluvia hace que el agua se enturbie y que en ella evolucionen microrganismos que no deberían estar allí.

Todos estos problemas requieren de soluciones preventivas consistentes en filtrado, productos de equilibrio de pH, antialgas, renovación de agua para evitar un exceso de cal artificial, etc.

Con estas consideraciones podrás mantener tu piscina en las mejores condiciones posibles.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.