La Xunta constata la venta a pérdidas generalizada en el sector de vacuno de carne e intensifica las medidas para paliar esta situación

José González señaló que estos resultados se van a trasladar a los firmantes del protocolo de la cadena de valor de la carne, coordinado por la Xunta, así como la necesidad de cumplir la ley en este ámbito
Publicado por o día 30/05/2022 na sección de Agricultura e Gandería,Galicia,Santiago,Xunta de Galicia

La Xunta constata la venta a pérdidas generalizada en el sector de vacuno de carne e intensifica las medidas para paliar esta situación

El conselleiro del Medio Rural, José González, presentó hoy los datos de un informe elaborado por la Xunta en colaboración con la Fundación Juana de Vega que constatan la situación generalizada de venta a pérdidas en el sector de vacuno de carne y más concretamente en granjas de Ternera Gallega Suprema. Según este estudio -que la Xunta se había comprometido a realizar, al igual que se hizo con el sector lácteo hay un par de meses-, el precio mínimo estimado para cubrir el coste de producción en este ámbito es de 6,20 euros / kilo canal y los precios percibidos actualmente por productores de Ternera Gallega Suprema oscilan entre los 5,10 y los 5,20 euros / kilo canal.

Por tanto, concluyó el conselleiro, “en números redondos estamos ante una diferencia de 1 euro por kilo entre lo que tendrían que percibir los ganaderos para cubrir sus costes y lo que realmente cobran”, o lo que es mismo, se está dando una situación de venta a pérdidas.

José González señaló que estos resultados se van a trasladar a los firmantes del protocolo de la cadena de valor de la carne, coordinado por la Xunta, para que dispongan de datos sobre la situación actual de venta a pérdidas, e incidió en la necesidad de cumplir la ley en este ámbito, para garantizar la transparencia y la sostenibilidad del sector.

El conselleiro anunció además que la Xunta está ultimando ayudas directas al sector de vacuno de carne, cumpliendo así su compromiso de complementar las aportaciones del Estado y avanzó que próximamente está previsto publicar en el Diario Oficial de Galicia el anticipo de la PAC, que los ganaderos podrán solicitar a las entidades bancarias sin tener que afrontar ningún tipo de coste financiero. Asimismo, en breve se habilitará una línea de financiación de circulante -también sin coste financiero- de hasta 25 millones de euros que permitirá hacer préstamos de liquidez para los ganaderos.

José González explicó que el informe presentado hoy se hizo a partir de una muestra de una veintena de explotaciones de las cuatro provincias gallegas, que presentan una serie de conclusiones en cuanto al balance de ingresos y gastos. Así, indicó, en el primer caso, los ingresos medios más importantes corresponden a la venta de terneros y representan alrededor del 54% del total. Las subvenciones alcanzan también un peso importante, suponiendo el 34% del total. En cuanto a los gastos, la alimentación es la partida que tiene más peso, con un 54% del total, y a continuación se sitúan las amortizaciones, con un 11%.

En este apartado de gastos -trasladó González-, hace falta tener en cuenta los incrementos registrados en los precios de materias primas que viene padeciendo el sector desde 2021, especialmente en lo que respecta a la alimentación del ganado. Así, el conselleiro destacó que los precios de los piensos de cebo para los terneros, del maíz, del trigo o de la cebada crecieron entre un 25 y un 35%, mientras que los de la electricidad, el gas y otros combustibles subieron por encima del 21%.

Con todos estos datos encima de la mesa, José González señaló que se constata, en primer lugar, que las explotaciones de vacuno de carne vinculadas a Ternera Gallega Suprema tienen una baja rentabilidad, que se traduce en un margen neto negativo cuando se imputa como coste el salario propio de las personas propietarias, equivalente a 1,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional. En segundo término, que los precios actuales no cubren los costes de producción, que se vieron incrementados por la subida de los precios de las materias primas, de la energía y de combustibles, entre otros. Y, por último -y a consecuencia del anterior- que resulta preciso valorizar la carne de Ternera Gallega Suprema en los puntos de venta y que este aumento repercuta en los precios que reciben los ganaderos.

Medidas de la Xunta a favor del sector

Para conseguir este objetivo, el conselleiro puso en valor los esfuerzos y los trabajos de la Xunta a favor de esa valorización, a través de diferentes iniciativas. Entre ellas destacó especialmente el reciente acuerdo histórico en la cadena de valor del vacuno de carne, y más concretamente en Ternera Gallega, para frenar la venta a pérdidas, un acuerdo -recordó- coordinado por el Gobierno gallego. Además, también destacó la puesta en marcha de una campaña de promoción para valorizar este producto, que supondrá una inversión conjunta de 1,4 millones de euros a nivel nacional por parte de la Consellería de Medio Rural y del Consejo Regulador de Ternera Gallega. En este sentido, el conselleiro recordó que esta iniciativa se aprobó en el Consello de la Xunta hace dos semanas y que se suma a la campaña realizada en las redes sociales en Navidad.

Otras medidas trasladadas por González fueron la puesta en marcha del observatorio de la cadena alimentaria, para luchar también contra la venta a pérdidas, así como de la nueva unidad que asume las funciones de la Agencia de Control Alimentario en Galicia, con este mismo objetivo. A mayores, el conselleiro recordó que la Xunta sigue reclamando al Ministerio de Agricultura que haga cumplir la ley de la cadena alimentaria para evitar, precisamente, la venta a pérdidas. A mayores, José González puso también en valor los trabajos que se están haciendo al amparo de la Estrategia del sector cárnico, con el objetivo -destacó- de marcar con el sector la hoja de ruta que regirá su futuro. Por último, el conselleiro destacó la importancia de Ternera Gallega, que se pone de manifiesto con sus principales datos económicos. Así, recordó González, el número de productores activos se acerca a los 7.300, los canales certificados cada año rondan los cien mil y el valor económico estimado se sitúa en los 126 millones de euros. Por eso, concluyó el conselleiro, “estamos hablando de riqueza y empleo en el rural gallego, y por eso tenemos que seguir trabajando para valorizar esta producción singular de nuestro campo”.

Comentar noticia

Your email address will not be published.