Mejorar la eficiencia energética a través de reformas integrales: dónde actuar

Publicado por o día 27/09/2019 na sección de Empresas,Hogar

Mejorar la eficiencia energética a través de reformas integrales: dónde actuar

Son muchos los motivos por los que cualquier familia puede necesitar la reforma de su hogar. Algunos de los más habituales son la llegada de un nuevo miembro a la familia o la compra de una segunda residencia, pero también son muchas las reformas que se realizan para mejorar la eficiencia energética de los hogares.

Al mejorar la eficiencia energética estamos construyendo un hogar donde se consumirá menos energía y por tanto estaremos ahorrando en el gasto mensual de electricidad o gas. Pero también es muy importante para mejorar el certificado energético de la vivienda, algo muy interesante de cara a una futura venta, ya que se trata de un aspecto cada vez más valorado por los compradores. 

¿Dónde actuar en la reforma para mejorar la eficiencia energética?

Las reformas integrales para mejorar el certificado energético pueden afectar a muchas áreas y aspectos de cualquier vivienda familiar, y es que ahora en las reformas se tiene más en cuenta cómo mejorar la eficiencia energética del inmueble a reformar en todos los aspectos posibles. En cualquier caso, algunas de las áreas de actuación de las Reformas eficientes más recomendables son las que se muestran a continuación:

Sellado de puertas y ventanas

Está demostrado que sellar puertas y ventanas en una vivienda puede ayudar a reducir hasta un 40% el gasto total de energía, ya que evitamos que se pierda en torno al 30% del calor de una vivienda normal. Por ello es importante actuar sobre puertas y ventanas realizando un sellado a la hora de reformar la vivienda. El resultado es un hogar con una temperatura más confortable todo el año que logra un ahorro energético muy interesante.

Instalación eléctrica

Si hay algo que siempre hay que “tocar” al realizar una reforma en cualquier vivienda es la instalación eléctrica. Una instalación eléctrica anticuada y desfasada es una instalación que presenta múltiples deficiencias a nivel energético que se pueden corregir durante la reforma. El asesoramiento experto resulta elemental durante este proceso, pero lo cierto es que se puede conseguir un hogar con una instalación eléctrica eficiente y con un consumo más reducido.

Calefacción y refrigeración

Los equipos de calefacción o de refrigeración son dos de los principales consumidores de energía en los hogares. Para mejorar la eficiencia energética es necesario actuar sobre estos dos elementos, aunque ello suponga una inversión que a priori puede resultar muy elevada. Es posible realizar una purga de los radiadores para que la emisión de calor sea más eficiente, o colocar material reflectante detrás de ellos para que el calor se difumine por la estancia sin necesidad de aumentar la temperatura. Pero también pueden ser necesarias la reparación o sustitución de los equipos por unos nuevos con una clasificación energética mucho más eficiente. 

Aislamientos térmicos

Una de las formas de lograr un hogar más eficiente a nivel energético es proceder a la colocación de materiales aislantes en fachadas, techos o paredes. Es durante una reforma cuando se debe aprovechar para colocar este tipo de elementos para no alterar nuestro día a día en una ocasión posterior. Este aislamiento térmico, que también suele ser acústico, permite que cualquier vivienda goce de una temperatura confortable durante cualquier época del año. Esto contribuye a reducir el consumo de energía tanto en los meses más frío del invierno como en los más calurosos del verano.

Suelos

Los suelos también pueden contribuir a alcanzar un hogar más eficiente energéticamente. La instalación de suelos radiantes o la sustitución de suelos poco aislantes por otros con mayor capacidad aislante como un suelo vinílico pueden ser algunas de las medidas más recomendables a llevar a cabo durante la reforma integral de la vivienda.

¿Cómo solicitar el certificado energético que valide la nueva situación?

Estas son algunas de las medidas más recomendadas por los expertos en materia energética para mejorar la eficiencia energética de los hogares. Una vez la reforma haya finalizado es posible solicitar a una empresa certificadora una revisión en materia energética del hogar para conseguir una mejora en el certificado energético. Es algo muy sencillo de solicitar y las empresas suelen ofrecer un dictamen en apenas 24 horas tras la visita del agente verificador. 

Como se puede apreciar, la reforma de una vivienda es la excusa perfecta para acometer actuaciones para mejorar la eficiencia energética de la misma. Una oportunidad para realizar una inversión que haga del hogar un lugar mucho más confortable a nivel térmico. 

Comentar noticia

Your email address will not be published.