¿Qué obligaciones tiene el dueño de un perro?

Por o 30/05/2017 | Sección: Mascotas
¿Qué obligaciones tiene el dueño de un perro?

Los perros son, por lo general, animales nobles y fieles. Diversos estudios han demostrado que las personas que los tienen reducen las posibilidades de sufrir depresión, presentan más resistencia a alergias y gérmenes, hacen más ejercicio o gozan de una vida social más activa.

Pero, pese a que muchas historias protagonizadas por perros nos hacen llegar ese amor incondicional que sienten hacia sus amigos humanos, a veces somos testigos de otras no tan positivas: abandonos, falta de civismo cuando se sale a pasear con el animal, negligencias que desembocan en mordidas y ataques… Una cara B que, en la mayoría de casos, señalan directamente a dueños irresponsables.

El bienestar y la felicidad que proporcionan debe ser algo recíproco. No solo se trata de buscar nombres de perros originales, existen otras obligaciones para con el animal y quienes están directa o indirectamente en contacto con él. Como se tiene derecho a tener perro, se tienen deberes que, de hecho, hacen que los nombres de perros sean lo menos importante.

La elección cuenta

En los últimos años, a través de unas redes sociales a las que estamos siempre conectados, las historias que sobrecogen y que tienen a mascotas como tristes protagonistas se hacen virales. La empatía que se siente hacia ellos consigue que cada día haya más personas concienciadas, que incluso se implican activamente en la causa animalista.

Una labor destacada es la que ejercen las protectoras, un espacio de acogida que anima a la adopción de un animal, como alternativa a la compra. Así se evitará su obligado sacrificio. La de acoger a un animal que ha sido abandonado, de hecho, es una práctica muy loable que debería estar entre las prioridades de quienes quieren tener mascotas, pero hay más cosas que considerar antes de la selección final.

Habrá que analizar las circunstancias personales, los cuidados que se puedan proporcionar al animal: edad del cuidador, capacidades físicas y mentales, lugar de residencia, tiempo libre… Como explica Purina, una de las cuestiones a despejar es si se opta por un perro con pedigrí, cruce o mestizo. Los primeros son más predecibles, mientras que en los mestizos (los llamados chuchos) es más difícil ver los rasgos de razas. Sin embargo, pueden estar más sanos por la mezcla genética.

También cabe preguntarse si es mejor un cachorro o un adulto, sabiendo que el primero requerirá de más atenciones que el segundo, que ya estará amaestrado y socializado (aunque puede que necesitado, por haber sufrido algún impacto emocional de calado). El sexo del animal, si es macho o hembra, suele también considerarse en las elecciones.

Por otra parte, hay razas de perros que necesitan atenciones especiales. El pastor alemán, por ejemplo, es una raza creada para trabajar, y esto se deriva en necesidad de ejercicio regular, con salidas largas a espacios abiertos en los que pueda correr libremente. El pastor alemán, por lo tanto, pueden no ser la raza indicada para una persona mayor con movilidad reducida.

Proporcionar los cuidados necesarios

Sucede con demasiada asiduidad que una familia se enamora de un cachorrito, pero a medida que este crece, hace pequeños destrozos fruto de su instinto que no se corrigen y requiere de cuidados, la magia se pierde. Antes de dar la bienvenida a uno hay que considerar que un perro puede vivir hasta 17 años, y con él se adquiere el compromiso de cuidarlo hasta el final.

Esto se traduce en un alimentación de calidad, sana y equilibrada de acuerdo a su raza y a su edad, teniendo en cuenta las recomendaciones de los especialista. Necesita un lugar para refugiarse de las inclemencias del tiempo, recibir atención sanitaria especializada y cuidados cuando está enfermo, además de no dejarlo solo demasiado tiempo.

Quien no haya tenido nunca perro, deberá informarse al detalle de las peculiaridades de sus cuidados. Se trata, simplemente, de dejarse asesorar por el vendedor o trabajador de la protectora, del veterinario que lo trate y de otros amigos o familiares que tengan perro.

Además, webs como perro.shop ofrecen información detallada sobre perros en general, así como sobre razas de perros. Esta se presenta en forma de consejos útiles, noticias y curiosidades.

Respeto a los vecinos

La decisión de tener un perro afecta de forma indirecta a las personas que viven en el entorno. Y de las malas prácticas se ha derivado el desarrollo de una legislación que varía según las comunidades autónomas. Lo mínimo es identificarle con un chip.

Hay que velar por la seguridad de los vecinos, siendo responsabilidad del propietario evitar toda molestia. De ello se extrae, entre otras cosas, la obligatoriedad de llevar al perro sujeto cuando se esté paseando por la vía pública.

Volviendo al pastor alemán, una de las razas de perros más activa, el dueño puede sentirse tentado a abrirle la puerta y dejarle correr libremente confiando en que volverá a casa solo. Pero la falta de vigilancia puede tener consecuencias para las personas con las que se cruce (ataques, en el peor de los casos), con otros animales (peleas) o incluso para el propio animal (como atropellos o palizas). Lo de ir sujeto es aplicable a todas las razas, no solo a perros pastores.

Muchos ayuntamientos se han visto en la necesidad de advertir con multas a los propietarios que no tengan un comportamiento cívico. Lo de recoger los excrementos de la vía pública, incluso aunque esta esté poco transitada, parece un recordatorio innecesario, pero la práctica muestra que sí lo es.

Las heces son un problema más grave de lo que puede parecer a simple vista, sobre todo en núcleos urbanos donde se concentra un algo número de mascotas, cuyos excrementos se unen a los de aves, roedores y seres humanos. Al secarse, se transforman en polvo, y el aire las esparce por lugares públicos concurridos, e incluso por depósitos de agua y acuíferos. Y así, la población queda expuesta a la parasitosis o la geohelmintiasis a los que niños y personas mayores son especialmente vulnerables.

A ello habría que añadir el impacto visual y los malos olores que generan, más consecuencias negativas. No cuesta nada salir con las bolsitas correspondientes, recoger los excrementos y depositarlos en los lugares adecuados.

Noticias de última hora en Vigo

Comentar noticia

Your email address will not be published.