¿Por qué las inmobiliarias deben contar con un intermediario de crédito?

Publicado por o día 09/09/2021 na sección de Empresas

Comprar una vivienda se ha convertido en una de las prioridades de muchos españoles después de haber atravesado un periodo de confinamientos y restricciones. Eso ha provocado que mucha gente haya tomado la irremediable decisión de buscar un cambio de aires e irse a otro inmueble.

La industria inmobiliaria poco a poco se ha ido recuperando del varapalo originado en marzo del 2020 y parece que ese interés renovado de los usuarios ha abierto la puerta a mayores vientos de cola.

Pero, más allá de este nuevo clima, la realidad es que hay una carta con la que pueden jugar las inmobiliarias para captar un mayor volumen de clientes y además gozar de un mayor prestigio: contar con un intermediario de crédito solvente y con contrastada experiencia para ayudar a sus clientes a encontrar el mejor préstamo hipotecario. Incluso, con condiciones tan inalcanzables de conseguir una hipoteca al 100%.

¿Qué ventajas representa este bróker hipotecario para una firma inmobiliaria?

Según Ricardo Gulias, director de RN Tu Solución Hipotecaria, se pueden encontrar muchas ventajas que son favorecedoras para el crecimiento de su negocio: “contar con un intermediario de crédito con contrastada experiencia y éxitos a sus espaldas puede ayudar a las compañías inmobiliarias a cualificar a los clientes y poder así vender más”.

En definitiva, encontrar el mejor intermediario hipotecario con experiencia y que cumpla con la Ley 5/2019 de 15 de marzo, de contratos de crédito inmobiliario y las disposiciones que la desarrollen (Ley hipotecaria) puede hacer que los clientes que visitan a la inmobiliaria encuentren la hipoteca de sus sueños sin necesidad de recurrir a la búsqueda personal por su cuenta, que en muchas ocasiones resulta ardua y compleja.

Un intermediario de crédito favorece muchas tareas. Presenta u ofrecer contratos del préstamo al usuario. Esto es, su función no solo se limita a las gestiones adicionales, sino que además se encarga de presentar y explicar los diferentes contratos para cada préstamo para la compra de la vivienda.

Además, estudia todas las opciones para la compra del hogar. El intermediario podrá ayudar al interesado en la compra de la vivienda, tanto si la adquisición del inmueble mediante préstamo es la mejor opción como si no. Es más, informará a sus clientes de todas las condiciones que imponen las entidades financieras, inmobiliarias o empresas constructoras.

A ello hay que sumarle que realiza todo de gestiones precontractuales. La labor de este profesional va más allá del asesoramiento. Interviene en la negociación entre la entidad y el interesado en comprar la vivienda. Se reúne con las partes interesadas en conseguir la hipoteca, además de intentar mejorar las condiciones en el banco.

Y, no por ello menos importante, genera un ahorro para el interesado. No solo hablamos del ahorro en dinero (puede conseguir porcentajes para la financiación de la vivienda mucho más altos), sino también del tiempo. Por si fuera poco, el ahorro se traduce también en unas mejores condiciones financieras, más atractivas, para el solicitante, especialmente en lo referente a tipos de interés.

Estos son los mimbres por los que el hecho de que una inmobiliaria cuente con un bróker hipotecario puede repercutir positivamente para el interés de su negocio. Se ahorra mucho tiempo y esfuerzo, ya que es el intermediador hipotecario el que se encargará de buscar la mejor opción de préstamo.

En definitiva, contar con la ayuda de un intermediario hipotecario a la hora de buscar financiación para la adquisición de una vivienda es la mejor opción para evitarte numerosos quebraderos de cabeza.

Comentar noticia

Your email address will not be published.